PSOE, hijos del Franquismo

8 09 2013

Nací en democracia, gobernaba por entonces Adolfo Suárez, según me cuentan era una época de cambio, de libertad y de entusiasmo por lograr alcanzar un mayor desarrollo social.

Estudié en un colegio público, en un Instituto de Bachillerato público y en una Universidad pública, (hago hincapié en mi “educación pública”) con gran esfuerzo de mis padres. Tras ocupar distintos cargos de representación estudiantil quise involucrarme más en la vida política y me afilié a la Asociación política Juvenil ‘NNGG’, luego, años más tarde, empecé a formar parte del Partido Popular, del que me siento muy cercano a la mayoría de sus ideas.

Llevo trabajado unos 10 años en la empresa privada, donde mi único cometido ha sido mejorar la producción, la distribución o el desarrollo personal y formativo de mis compañeros.

En esta breve descripción que he realizado no hablo de Franco, es por una sencilla razón, no conocí al General Franco salvo en libros de Historia, nací y crecí con valores democráticos, con los valores de la EGB de respeto, disciplina y esfuerzo.

Sin embargo, día tras día, veo como miembros de ideología de izquierdas me llaman a mí o a algunos compañeros: “franquista, facha o incluso fascista”; que a saber que entienden algunos por ‘fascista’… Entiendo que es un problema de ignorancia o de incultura, posiblemente ambas.

La izquierda española suele equiparar PP y Franquismo, les viene bien manipular de esta forma a las personas menos preparadas con su “Ley del Miedo”. En muchas ocasiones me vienen chavales de 18 ó 20 años hablándome de la terrible Guerra Civil, una guerra de hace ya casi 80 años, y que ni sus abuelos vivieron,… supongo que ganan votos con eso y así se sienten más cómodos mientras son manipulados.

Desde aquí quiero mostrar esa tremenda manipulación de aquellos que alzan la voz acusando a un partido de franquista, cuando ellos SÍ son hijos del franquismo:

ZapateroJosé Luis Rodríguez Zapatero: Su padre, Juan Rodríguez García-Lozano, fue abogado y asesor jurídico del ayuntamiento de León en el régimen de Franco. Su abuelo, Juan Rodríguez Lozano, participó en la represión contra los mineros asturianos, dirigida por el general Franco en 1934. Su otro abuelo fue Decano del Colegio de Abogados de León y puntal del régimen franquista en esa provincia.

RubalcabaAlfredo Pérez Rubalcaba: Su padre, Alfredo Pérez, fue un suboficial del Ejército del Aire franquista.

 

 

Teresa Fernández De la VegaMaría Teresa Fernández de la Vega Sanz: Hija de Wenceslao Fernández de la Vega y Lombán, Delegado Provincial de Trabajo de Zaragoza. Fue condecorado con la Medalla al Mérito en el Trabajo en el 32º aniversario del “Alzamiento Nacional”, el 18 de julio de 1971.

 

Manuel ChavesManuel Chaves: Su padre, Antonio Chaves Plá, Coronel franquista de Artillería, fue condecorado por Franco. Su madre fue la jefa de la Sección Femenina de Falange y de las JONS de Ceuta.

En la siguiente imagen, a la derecha, podemos ver al coronel Antonio Chaves, padre de Manuel Chaves González, cuando era Comandante en Jefe de las Tropas Franquistas en el Norte de África.

Padre de Manuel Chaves

GriñánJosé Antonio Griñán: Su padre, Octaviano Griñán Gutiérrez, fue miembro del Regimiento de la Guardia de Su Excelencia el Jefe del Estado, acuartelado en El Pardo.

 

José BonoJosé Bono Martínez: El padre fue un alcalde falangista de El Salobre, su número de carnet de la Falange era el 230.096.

.

.

Leire PajínLeire Pajín: Sus abuelos paternos eran los jefes del Movimiento falangista en Sabero (León). Aurelia Echevarría, era la jefa de la Sección Femenina de la Falange leonesa. Teófilo Pascual Pajín Tejerina, llegó incluso a recibir un premio de los Sindicatos Verticales franquistas en reconocimiento de su labor como administrativo de una mina. Durante la Guerra Civil española combatió como falangista voluntario en la Segunda Bandera de Falange, adscrita a la octava división franquista.

Mariano Fernández BermejoMariano Fernández Bermejo, ex ministro socialista de Justicia: Hijo de un alcalde franquista, que además era jefe local del Movimiento falangista en Arenas de San Pedro (Ávila).

 

Manuel MarínManuel Marín González, ex  presidente del congreso: Hijo de un abogado falangista de Ciudad Real, presidente de la Hermandad de Alféreces Provisionales.

 

Felipe GonzálezFelipe González: Del ex presidente se conoce muy poco de su infancia, aunque si hay algunas sospechosas fotos suyas de la Agencia EFE en la que se le presume un pasado falangista.

 

Felipe González Felipe González

Podría seguir dando nombres, pero nos íbamos a aburrir. El título de este artículo puede parecer atrevido, pero a las pruebas me remito. Muchos deberían conocer mejor las entrañas de su partido para tachar a otros de lo que son propiamente ellos.

Otro día hablaré porque la izquierda se moviliza  en contra de la mejora de la educación, aunque seguro que ya sabéis la respuesta. ¿Os acordáis cuando enumeré los valores de la EGB? “Respeto, disciplina y esfuerzo”. Pues más claro, agua.





Demasiados años gobernando, se creían los dueños de Andalucía y de su dinero.

7 08 2011

Manuel Chaves y Pepe Griñán dueños de AndalucíaLa Junta ha regalado 695 millones en diez años de los parados andaluces para pagar prejubilaciones ilegales de familiares, amigos, líderes y militantes del PSOE. Han eludido la normativa vigente para dar a su antojo dinero o pagar favores al partido con fondos que estaban destinados a paliar los graves efectos de los ERES que estaban y están sufriendo los trabajadores andaluces.

La Junta de Andalucía ha utilizado 695 millones de euros entre 2001 y 2010 para pagar prejubilaciones de manera ilegal. Ése es el dinero que la Consejería de Empleo ha transferido al Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), convertido después en la Agencia IDEA, desde el año 2001, desde cuando la Junta de Andalucía viene incentivando prejubilaciones en empresas en crisis ignorando la normativa de subvenciones.

Según el periódico El Mundo, el 17 de julio de 2001, la Consejería de Empleo instauró un sistema que le ha permitido durante casi diez años burlar la ley de subvenciones al conceder ayudas a empresas en crisis para que prejubilaran a sus trabajadores. Ese día, el entonces consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico, José Antonio Viera, y el entonces presidente del IFA, Antonio Fernández,
firmaron un convenio para la gestión de ayudas sociolaborales a trabajadores afectados por procesos de reestructuración de empresas en crisis.

Este convenio facultaba al IFA para tramitar las subvenciones a las empresas y pagar las ayudas en forma de prejubilaciones y además le encomendaba la realización de los “estudios”  necesarios para ello. Esos incentivos se adjudicaron burlando la ley de subvenciones y sin transparencia.

Por ejemplo, se ha incumplido sistemáticamente la obligación de que el Consejo de Gobierno autorice la adjudicación de ayudas superiores a tres millones de euros y se ha omitido
la obligada publicidad de esos incentivos en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para que así no hubiera constancia pública de tales ayudas.

El consejero de Gobernación y Justicia, Francisco Menacho, ha reconocido este domingo que “ha habido algún desaprensivo que se ha aprovechado” de la “trama” de prejubilaciones fraudulentas. Éstas se han descubierto en numerosos expedientes de regulación de empleo (ERE) promovidos por empresas andaluzas e incentivados con fondos autonómicos mediante una fórmula también cuestionada por los tribunales, aunque el consejero se ha centrado en demandar que quien se haya aprovechado de estos ERE “pague la culpa que le corresponda”.

Antonio Fernández Ex-Consejero de Junta Andalucía PSOE

Antonio Fernández

Poco a poco se van conociendo más datos del mayor fraude económico de la democracia española. La forma de como han acabado con el dinero que estaba destinado a los parados andaluces para pagar a dedo es denigrante para Andalucía.  El caso de Antonio Fernández, exconsejero de la Junta es extremecedor, él mismo era el máximo responsable del departamento que aprobó, en 2008, el expediente de regulación de empleo en la bodega González Byass, aportando, cerca de 20 millones de euros, incluyéndose él mismo dentro de las listas de los trabajadores del ERE aprovechando que era trabajador en excedencia en la bodega, donde comenzó como conserje.  El caso es que no cumplía el requisito de tener 54 años cumplidos para percibir la prejubilación  y además aparece en el ERE como trabajador desde la fecha de su nacimiento en 1956, es decir empezó a trabajar en González Byass desde el día en que nació.