Política en Red, el éxito de decir la verdad

21 04 2013

Las mentiras no llegan a buen puertoEn plena era de la información y del consumo, mucho de lo que nos rodea, su funcionamiento y estabilidad,  gira en torno a un concepto, el marketing. Este concepto, a grandes rasgos, conlleva el llegar a realizar una venta ya sea de un producto, de una idea o de un sentimiento, a través de “la imagen” que mostremos de ese producto, esa idea o ese sentimiento, es decir, el marketing es el arte de crear una imagen de algo convirtiéndolo en deseable, es el arte de crear una necesidad de algo a pesar de no necesitarlo. La venta no tiene porque traer consigo una transacción económica, puede priorizar en otros objetivos. En el mundo en que vivimos, estemos de acuerdo o no, es primordial, desde nuestra vestimenta, nuestra apariencia a nuestro comportamiento y nuestra forma de expresarnos, sin olvidar la seguridad que mostremos al interactuar o lo nervioso que nos ponemos al hablar en público, todo transmite una imagen de nosotros hacia el resto que nos rodea, nos encontramos continuamente ante un escaparate donde nos vendemos sin ser conscientes de ello.

El incesante avance del uso de las redes sociales, no sólo ya a través de PCs, sino sobre todo de los smartphones, ha significado que todo aquel que quiere proyectar su imagen o la de su producto se integre dentro de la red, siendo las dos principales fuentes de difusión en estos momentos, twitter y facebook.

Las redes sociales han provocado que todos estemos interconectados en todo el mundo, hacen que compartir una noticia o un hecho pueda llegar en pocos segundos a la otra punta del planeta, y sobre todo nos hace accesibles, accesibles a la información y accesibles a otros usuarios de la red.

Hasta ahora entablar una conversación con un político o una personalidad de cualquier ámbito (deporte, música, cine, novelistas…) era tarea difícil si no te lo encontrabas paseando por la misma acera, ahora, a través de la Red es posible, y de hecho, es el objetivo que quieren alcanzar estas personalidades.

Que un político participe dentro de una red social es un valor añadido a su labor de representación, y que interactúe lo es aún más, comunican ideas, noticias, proyectos, se relacionan con los usuarios, contestan dudas,… son aspectos que consiguen que su influencia en la red aumente, y por ende en su electorado, es marketing de partido, cuyo objetivo es comunicar ideas, noticias y hechos que creen una imagen de lo que es y debe ser la sociedad en la que vivimos.

¿Consiguen crear los políticos una imagen atractiva de los mensajes que difunden? En plena crisis económica posiblemente no, pero es un punto fundamental que el ciudadano se sienta más cerca de la persona a la que ha votado para que le represente y que conteste y no pase por alto la comunicación con los usuarios que lo requieran de buena fe.

Dentro del mundo de las redes sociales, no es tan importante el número de seguidores tanto como la influencia que ejerces en ellos, no por crearse una cuenta de twitter o de facebook y escribir de vez en cuando, cumples con el cometido de difusión, ya que si ese mensaje no tiene interés nadie lo compartirá, lo realmente importante es despertar interés en lo que dices, y que se creen interacciones a partir de ahí.

Cuando comencé en esto de la política en redes sociales, los grupos de ideología de izquierdas eran punteros en España, copando los primeros puestos de influencia, sin embargo, poco a poco, se ha ido desvaneciendo ese éxito y encaminándose unos índices de influencia en red mayores hacia mensajes menos radicales y más racionales y reales. El negativismo no vende y eso se nota en la red.

Una premisa fundamental para el votante es que el político que vota sea más cercano y accesible, y basándome en mi experiencia en “social media”, y aprovechando que al principio hablaba de este artículo del concepto de marketing, puedo afirmar que un motor fundamental del ciudadano, usuario de redes sociales, es la confianza de a quien lee, el ciudadano no compra la idea sin confianza, no compra mentiras ni medias verdades a sabiendas, y la confianza no es algo que se consiga en un solo día, sino que requiere de trabajo y de demostrar con hechos y no sólo palabras.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: